Isco es de otra categoría, y Morata tampoco desmerece (2-0) | Sub-21

La presencia de un genio también se reconoce en instantes como estos. Fue cuando para unos el encuentro ante Alemania pareció caer a destiempo. El equipo saltó a la Nueva Balastera con tintes de modorra. Su rival, espoleado por un motivante Hrubesch, presionó muy arriba, algo que empujó también a España, que, aunque no lo hiciera al completo, decidió mover el cambio de marchas y al menos no quedarse en punto muerto. En ese contexto, Isco pudo perderse en el resentimiento del incomprendido, pero la pelota estaba de por medio. | Foto: Isco y Volland (LAPROVINCIA.es)

El último partido de la selección Sub-21 hasta septiembre arrancó con sensaciones contradictorias. Volvía Isco a la Sub-21 después del europeo pasado. Sus gestos de extrañeza antes del pitido del árbitro podían interpretarse como las de un chico que ha merecido, por calidad y madurez, un puesto en otro sitio. Suspicacias aparte, si alguien respondió ante Alemania fue él, con permiso de Álvaro Morata, ese delantero hiperactivo que poco descansa.

El malagueño parecía no aceptar el extraño plan trazado para él desde otras esferas. Reconociendo que es joven, si rinde a estos niveles, ¿por qué no merecer otro lugar? Es posible que afrontara con desgana el encuentro, pero cuando la pelota está de por medio, el gesto y la intención del malagueño se transforman y de ahí en adelante se hartó de dibujar cabriolas que enamoraron a un público que no paró de corear su nombre. Un jugador que se hipnotiza a sí mismo con la pelota y al que injustamente se le ha observado con sospecha por su físico particular.

Alemania sorprendió; Morata avisó primero

Alemania saltó valiente. Muy valiente. Hrubesch planeó que Palencia debía ser un punto de inflexión de su equipo camino de la Euro 2015. Pero segundos después de ese derroche de valentía que sorprendió a España, una imprecisión de su defensa la recogió Morata en carrera al espacio. Encaró a Bernd Leno, pero la mandó al palo. Sería el primero de los tres remates con la misma suerte que se anotaría la pasada noche. Tras la fuerte presión alemana apareció el primer gran Isco, el que se movía con soltura y agilidad entre líneas.

Pero la selección fue dejando de forma continuada momentos de buenas intenciones y otros de cierta desidia. La diferencia entre un encuentro tomado de esta forma con otro con todas las alertas puestas podría haber supuesto una goleada importante ante un equipo de solera. Y aun así, España pudo hacer más tantos. Alemania parecía más motivada, pero era la selección de Lopetegui, con Isco al mando, la que dejaba más sensación de peligro.

El malagueño driblaba y mandaba pases en profundidad. Aquí un sombrero y allá una asistencia para Jesé, mirando al tendido. Y el público palentino que llenó la grada no tardó en reconocer su talento. En el 34, tras un gran cambio de ritmo y autopase del canario del Madrid por la derecha, Isco recogió el balón en el lado contrario y se deshizo de rivales hasta alcanzar el vértice del área grande, desde donde dibujó una rosca que no acabó de combarse del todo para entrar por la mismísima escuadra. El genio de Arroyo de la Miel seguía sin sonreír, pero a la vieja no era capaz de hacerle feos.

Leno regaló el primer tanto

El partido se fue al descanso sin cambios en el electrónico. Jesé dejó su puesto en la reanudación a Deulofeu y también entraron Saúl y Derick Osede. El debutante Denis Suárez lo haría después. Pero la selección siguió con ese andar irregular. Por suerte, en una de las veces en las que presionó con coordinación, Deulofeu apretó a Leno, tras una cesión de un defensor al portero, y el del Leverkusen agravó una situación que no lo parecía tanto. Se lanzó al suelo de manera imprecisa y regaló el esférico a Morata, situado en el siguiente escalón de la presión, que marcó sin oposición con un tiro raso de interior desde fuera del área.

Isco no celebró el gol

Un minuto después, Isco recogió un pase en una posición similar a la del nueve blanco, eso sí, con defensa y portero bien situados. Tampoco fueron un obstáculo. El diez de la selección golpeó rápido y de empeine, y anotó, ajustando al palo, un tanto majestuoso que premiaba su labor de tintes artísticos. Porque no lo celebró. Se quedó quieto. Sus compañeros fueron a abrazarle y de esa manera reconocía estar insatisfecho con su situación a la vez que se sinceraba: no sabe rechazar a la pelota.

Tras el segundo gol llegaron los dos restantes tiros al palo de Morata. Los dos tras asistencias de Isco, la primera con un magnífico pase desde su propio campo. España tuvo entonces momentos en los que zarandeó a su rival, pero tampoco se decidió a romper del todo el encuentro, ya en una situación más cómoda, y encaminarse hacia un resultado de libro. Posiblemente porque el malagueño no encontró un socio en la medular que diera también una nota alta. Alemania, por su parte, se mostró como un equipo interesante, pero sin la dinamita de un equipo único en su categoría en el continente, España. Y sin contar a Isco, que ya pertenece a otra.

ESPAÑA: Pacheco (46’, Kepa); Carvajal, Amat, Sergi Gómez (46’, Derik), Alberto Moreno (24’, Bernat); Sergi Roberto (46’, Saúl), Rubén Pardo (78’, Suárez); Jesé (46’, Deulofeu), Isco, Muniain (58’, Sarabia); y Morata.

ALEMANIA: Leno; Rüdiger, Knoche, Korb (46’, Schulz) Plattenhardt (46’, Durm), Bittencourt, Can (43’, Leitner), Geis, Younes (66’, Malli), Phipipp Hofmann y Volland (46’, Hofmann).

GOLES: Morata, 52’, 1-0. Isco, 53’, 2-0.

Anuncios

Publicado el marzo 5, 2014 en Inicio, Selecciones, Sub-21 y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: