Holanda fue Holanda, Portugal fue aspirante hasta el 40 y Roberts es el nombre | Euro Sub-17

holanda1

La final, aunque será otro partido, reeditará el duelo de la primera fase. Los chicos de Peacock y Stekelenburg se las verán de nuevo, pero en el caso de los ingleses los cambios darán otra cara a su equipo y más entidad al encuentro. Las semifinales supusieron la triste despedida de Portugal frente a Inglaterra, que volvía a una fase final con un equipo muy serio, pero también la confirmación de que Holanda se agarra como nunca a su estilo y que vuelve a tener mimbres para brillar con él. Además, el inglés Roberts volvió a dejar detalles de su genial zurda. | Foto: UEFA .com

Portugal-Inglaterra

Aunque Inglaterra saltó con personalidad al Ta’ Qali de Malta, la primera parte por tesón fue finalmente para Portugal. Porque tal vez esa era la gran diferencia entre los dos equipos. A pesar de contar con Joao Carvalho, posiblemente la pierna diestra más talentosa (vale la pena ver la rosca de exterior que supuso el pase para la ocasión de Silva) , Portugal ha basado su juego en el orden, la potencia y la velocidad en punta. Carvalho, tras su buen partido ante Alemania, salió de inicio, pero su forma de tocar la pelota, de sentir el juego, se aleja de la manera en que concretan las acciones sus compañeros en ataque. Así es comprensible que muchos no hayan podido apreciar al mediapunta del Benfica.

En el equipo de Peixe es más sencillo ver a Buta, que curiosamente no fue titular. Igualmente lo es fijarse en Renato Sanches, que siempre quiere el balón, aunque en ocasiones esto le pierda y asuma más protagonismo del que toca. O el veloz Silva, que con sus movimientos hizo una buena primera mitad. Y por su puesto a Diogo Gonçalves, ese delantero de hoy, con ese físico mezcla de Cristiano y Di María, a medio camino entre ambos. Todavía tiembla el palo con su magnífico golpeo al final de la primera mitad. Un sonido que fue como el campanazo definitivo y que dio paso al momento de Inglaterra.

Con menos pasión, pero con esa sensación de mayor poso, o así aparentaban, los ingleses fueron buscando su momento y lo encontraron. Primero Solanke, jugando en punta, con un control y definición magníficos, tras pase de Taylor Moore. Solanke, junto con Isaiha Brown y Onomah, conforma ese trío de jugadores altos, fuertes, pero con calidad que, a poco que ganen más coordinación con los años, están llamados a tener protagonismo en los campos de la Premier. El otro nombre, Patrick Roberts, es otra cosa. Otro que osa jugar a ser Messi, y a este nivel le sale, y posiblemente es la gran individualidad en Malta 2014, pero el planteamiento inglés no le permite de momento tener más protagonismo en la creación del juego. Lo suyo, de momento, es dibujar una escalera en diagonal que asciende sinuosamente hasta el área rival.

Holanda-Escocia

Holanda ha dejado su auténtica o al menos histórica impronta en este europeo. Pase lo que pase, y aunque no iguale a las selecciones victoriosas de las generaciones del 94 y 95, en cuanto a fútbol, este equipo es más reconocible. Empezando desde atrás, con el zurdo Verdonk, un central de no mucha estatura que juega siempre con la cabeza alzada y que es la primera, si no la mejor, salida con balón que puede tener el equipo. A su lado, en el central derecho, Veendorp, más fornido, pero con la misma intención de sacar con sentido el balón.

Luego está la presión y las apariciones. Si Ould-Chikh  y Nouri pueden parecer jugadores de balón al pie, Schuurman se mueve desde el centro hasta la punta, siempre buscando el despiste de sus rivales y crear superioridades por cualquier zona. Bergwijn podría parecer más estático, pero su potencia en arrancada, como se vio en la acción por la derecha que finiquitó Nouri, habla de sus virtudes como jugador, y tampoco no se debería desconfiar de su aparente anarquía: es un jugador más astuto de lo que parece.

Escocia se limitó a resistir la multiplicación de jugadores holandesa en cualquier avance. No tuvo muchas opciones en la primera mitad, tal vez a balón parado tras algún córner sí inquietó. Hardie, Wighton o Wright tuvieron menos intervenciones que en otras ocasiones, con su equipo partido por la ambición y la capacidad holandesa para interceptar y dominar el juego. A destacar el gol de Owobowale, el cuarto del equipo. El espigado zurdo es un jugador frío, pero su tanto demuestra la capacidad de su zurda, después de buscar su espacio amagando desde la derecha del área y colocando un impresionante tiro en la escuadra del primer palo, que rebotó en el larguero antes de traspasar la línea. Holanda es Holanda y eso ya es mucho.


 

Final Euro Sub-17 Malta 2014

Ta’ Qali National Stadium, Malta
21.05.2014     Inglaterra-Holanda (18:45, Eurosport)

Anuncios

Publicado el mayo 18, 2014 en Inicio, Selecciones, Sub-17 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: