Una derrota, refrescando sensaciones | Sub-17

canmisses3

En pocos días se volverán a reunir los chicos del 98. Ya está Suiza en la mente de los técnicos y lo estará en la de un buen puñado de los que cayeron derrotados de forma rigurosa en Ibiza (0-1). Y un mes después llegará lo que todos los internacionales esperan, la Ronda de Élite, pero antes,  el 4 de febrero en Oliva, se buscará dar continuidad a todo lo que bueno que se vio ante una aguerrida Italia en Can Misses. Allí gustaron bastantes cosas, pero Toni Moya, también por lo novedoso, fue una grata consecuencia. | Foto: PERIODICODEIBIZA.es

La magnífica acogida que ofreció la afición ibicenca a las dos selecciones mediterráneas, con un lleno que no se recordaba, fue la primera nota llamativa del encuentro y algo que quedará en la memoria de los buenos aficionados de la isla. En lo que tiene que ver con el recorrido de esta generación de jugadores dirigidos por Santi Denia, el encuentro fue un ensayo más que importante, con los jugadores más habituales, y disponibles, en campo y con la importante muestra de condiciones que ofreció Toni Moya en un encuentro de tanto nivel, para la categoría.

Moya cumplió: calidad y solvencia

El medio fichado por el Atlético de Madrid hace una temporada mostró en campo todo el repertorio que ya se le vio en el entrenamiento de una semana antes en Las Rozas. Estuvo sobrio ante la presión rival, dio agilidad al juego y lo hizo con precisión. Posee la capacidad de jugar al primer toque y de no dar sensación de apuro. Tiene presencia en el juego y una depurada técnica para ocupar la posición de mediocentro organizador. En la grada, incluso, algún aficionado entusiasmado llegó a compararlo con Toni Kroos. Sin querer ir más allá, de lo que no hay duda es que su aclimatación al Atlético ha venido acompañada de un poso de sus condiciones técnicas, ahora ya mucho más visibles en la selección.

A la selección le costó entrar en juego en Can Misses. Italia se posicionó con ese 1-4-4-2 que propone Tedino los transalpinos, de alguna forma, viran de nuevo en sus categorías de formación hacia la agresividad y salida rápida que tanto ha marcado sus últimas décadas–, acompañado de la intensidad correspondiente, y tuvo que saber buscar la vía para poder controlar el partido en posesión. Lo consiguió de mánera más que clara en la segunda parte del primer periodo y en la gran mayoría de la segunda mitad. Como Moya ocupaba el pivote, Carles Aleña se posicionó casi como un interior de apoyo en la salida del juego. En muchas ocasiones el catalán tuvo que iniciar de espaldas. No fue sencillo. Estuvo muy marcado, porque ya lo conocían del torneo de Serbia, así que tanto Moya como Villalba, sensacional en cuanto a su repertorio de recursos técnicos, cogieron la batuta.

La falta de efectividad

En el debe de la selección cabe resaltar la falta de acierto. El equipo contó con no menos de siete claras llegadas al área. Carles Pérez, incisivo y con movilidad fue un auténtico quebradero de cabeza para los dos laterales italianos. En cuanto a esfuerzo e insistencia, fue de los más ovacionados, pero le faltó ese punto de frescura de cara a puerta. Italia sumó pocas ocasiones, y el gol lo hizo tras un dudoso penalti cometido por Dani Villanueva, en un empujón en el que el jugador italiano puso mucho de su parte para que Pedro Sureda señalara la pena.

La selección realizó un buen encuentro, en la línea de lo que se viene trabajando. Pero cuando hay que enfrentar a contrincantes de potencial, aunque de diferentes características, los detalles (falta de definición, errores defensivos, apreciación de los árbitros, etc…) muchas veces son los que deciden. Esta última prueba también es válida para concienciarse de que muchos oponentes van a esperar al equipo muy cohesionados, con jugadores que seguramente los superarán en capacidad física (Francia, Suecia o Israel), pero el estilo es lo que marca también la forma de trabajar de unas federaciones y otras.

La RFEF dará a conocer en las próximas horas la lista de convocados para el duelo de la semana próxima ante Suiza. No se pretende trastocar la estructura de un grupo de jugadores en el que ya confían los técnicos, pero sí se ha asegurado que va a haber alguna incorporación para ser valorada, antes de tomar una decisión definitiva para la Ronda de Élite. En Ibiza, uno de los objetivos era observar de cerca y en un encuentro internacional a Carlos Isaac, el lateral derecho del Diocesano. Esa es una de las posiciones que más preocupa a los técnicos, más allá de que Dani Morer se haya acoplado con mucha solvencia. En el centro de la zaga, Amo, Álex Martín y Pelayo (cuando ha sido requerido), han actuado con solvencia.

Una pieza más para el interior

De los nombres de la próxima lista también se podrá deducir qué otras parcelas del campo pretenden seguir analizando los preparadores. En ataque han insistido en la opción de tres hombres verticales, de buen regate y disparo, aunque ninguno de referencia: Dani Villanueva, Carles Pérez y Kuki Zalazar. Tres jugadores con gol, aunque ante equipos de mayor potencial defensivo hayan tenido más problemas para desenvolverse, ya que no son jugadores con el perfil clásico de interiores.

En este punto del juego, el equipo se divide en dos líneas de tres muy marcadas (aunque el sistema en origen no sea ese), en la que Fran Villalba es el jugador que más se descuelga hacia arriba y hacia abajo enSub17_270115 el interior. El valenciano tiene la capacidad de venir a apoyar y de, con un giro inesperado, ofrecer opciones de desmarque y posicionamiento para los jugadores más adelantados. A los entrenamientos de la semana anterior a la disputa del encuentro ante Italia debía acudir Manu García, el mediapunta del Mánchester City, pero finalmente no pudo estar al disputarse la Copa de Inglaterra en categoría juvenil. El asturiano es un jugador con ciertas similitudes a las de Villalba, tal vez sin su tobillo eléctrico, pero sí con mucha calidad y visión de juego para actuar en la zona interior de los tres cuartos.

Un jugador más de apoyo y fluidez en el interior podría dotar al equipo de superioridad ante rivales replegados, en lo que seguramente sería una opción que sacrificaría a un jugador más vertical. Habrá que estar atentos a la decisión de los técnicos, y eso se empezará a ver con la próxima lista para el encuentro de Oliva-Gandía ante Suiza.

Anuncios

Publicado el enero 27, 2015 en Inicio, Selecciones, Sub-17 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: