Mejorar para seguir compitiendo | Sub-17

DEN_ALE_1

La selección afronta el último compromiso a sabiendas de que esta vez sí tendrán que tener una concentración real en parcela defensiva. Francia no es Israel y va a exigir a ello, por potencia y calidad. Los galos ya han hecho su trabajo y es la selección de Denia la que tiene que buscar con más concreción la esencia de su identidad como equipo. Un duelo peligroso, porque un exceso de presión puede ser nocivo para el desarrollo del juego, aunque sea posiblemente inevitable, al tratarse del test previo a una fase final. Si se hace un buen partido, es más que probable que este equipo pueda seguir creciendo en competición. | Foto: SEFUTBOL.com

Ante Israel, la selección prestó demasiada atención a detalles que tal vez lastraron su progresión ofensiva. El equipo estuvo incómodo, entre el planteamiento cerrado de su rival y su falta de elasticidad en mediocampo y en tres cuartos. Se malgastaron demasiados minutos en pases que no iban a ningún destino, ya fuera por su falta de intención o porque se trataba de temerosas intentonas, por ese miedo a perder equilibrio entre líneas.

Para hoy, sí pueden estar más justificadas algunas precauciones. Francia, en categoría Sub-17, presenta jugadores con un desarrollo físico evidente, y que por velocidad y fuerza les otorga el beneficio de la duda, ante cualquier acometida de su rival. El permitir demasiadas segundas jugadas o dejar metros a la espalda de la defensa, sin tener el control real del balón, puede decantar el partido a su favor. Porque Janvier, Cognat o Bilal pueden ser jugadores que asemejan al perfil del medio español, pero las buenas maneras de éstos se complementan con la presencia y potencia de los Ruiz, Ikone, Edouard o Makengo. Jonathan Ikone, por ejemplo, dejó toda una muestra exuberancia ante Suecia, con tres goles en la segunda mitad.

Francia es un buen equipo técnicamente, pero es realmente peligroso si recupera balones en la medular, con su rival saliendo. Por eso, los apoyos de Aleña a Pepelu y a los centrales serán claves. A falta de menos de dos horas no sabemos todavía si a Denia se le habrá pasado por la cabeza el reforzar finalmente ese centro del campo, o si como viene siendo habitual, dispondrá para este último encuentro de la Ronda de Élite con su once clásico. Salga quien salga, el equipo deberá dar una prueba de madurez en la posesión, y en este encuentro en concreto, la paciencia suficiente para encontrar su momento. Porque el Francia-España de la quinta del 98 podría ser perfectamente un partido de semifinales del próximo europeo.

Anuncios

Publicado el marzo 25, 2015 en Inicio, Selecciones, Sub-17 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: