La búsqueda sigue siendo la misma | Euro Sub-17

Sub17_Olmo1

La selección realizó ante Austria un partido completo en cuanto a intensidad en la presión y agilidad de balón hacia los costados, sobre todo el izquierdo. En cuanto a ese ritmo, por momentos, abrumó a una buena selección como es la de Manfred Zsak. Fue una presentación que habla de la madurez y de la interpretación táctica de los elegidos por Denia, que si acaso se vio algo oscurecida por no poder concretar con mayor sutileza en esa zona del campo en la que mostrarse decisivo e imperturbable marca las diferencias. El despliegue en beneficio del equipo y la pausa para decidir en tres cuartos son dos facetas que pocas veces se ven hermanadas por los miembros en una línea del campo, y menos a estas edades. | Foto: UEFA.com

Poco que decir  en cuanto a predisposición e interpretación de cómo se podía superar a Austria. Trabajo incansable y en bloque de todo el equipo, empezando por un Fran Navarro que maneja el manual de ejercicio como delantero como muy pocos a su edad. Presionando en todo el frente; entendiendo que la jugada no termina pese a un mal control o un regate fallido. Si sigue en esta línea, con esos conceptos bien asimilados, ya obtendrá valoraciones relacionadas con la brillantez, sobre todo el gol, en los años venideros.

El sacrificio del valencianista, tal vez, no lo recompensó ni se lo recompensó el equipo. Porque en la izquierda, Dani Olmo, el mayor peligro en el regate, se aprovechó más de los balones que venían desde atrás que de los movimientos de Fran. Y Rubén, que vio como el juego se volcaba hacia el lado contrario, debió intentar aparecer más por el medio para apoyar a un Kuki esforzado pero intermitente, en cuanto a la fluidez que demandaba su rol ante Austria. El malagueño pudo notar que en el primer partido del Europeo no disfrutó de la libertad que sí le dieron los mediocentros de Francia en el último encuentro de Benidorm.

No se sabe si Denia apostará por alternativas de tres cuartos hacia adelante ante Bulgaria, un partido clave para progresar en el torneo. Puede que entre Villalba, para dar agilidad con su giro, pero el equipo, en general, necesita aunar confianza en una zona decisiva para que pueda ver recompensado todo su esfuerzo. Para eso también es necesaria la calma, huir de la ansiedad, y eso se consigue una vez más con mucho balón, pero combinando diferentes velocidades para moverlo. La Sub-17 tiene la actitud, potencial para amenazar por fuera, pero para completar el trabajo necesita sentirse también superior por dentro. Hay que seguir buscando por ahí.

Bulgaria es, a priori, el equipo más débil del grupo, una buena oportunidad para insistir y probar alternativas, y para coger más confianza en definitiva. La selección se enfrentará a un rival que apurará sus últimas opciones en la competición, y lo hará después de conocer el resultado del trascendental Croacia-Austria, pero tiene que seguir insistiendo en su crecimiento.

*Si Amo, Cucurella, Olmo, Kuki, Morer, Navarro o Ale Martín ven amarilla ante Bulgaria, se perderían el encuentro ante Croacia.

 

Anuncios

Publicado el mayo 8, 2015 en Inicio, Selecciones, Sub-17 y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: