La gran incógnita | Sub19

Sub17_040316

La lista para el amistoso ante Serbia, un encuentro que se resolvió con una reconfortante victoria (1-2), fue la última a tres semanas antes del debut en la Ronda de Élite. Cada vez con menos novedades. El seleccionador va perfilando el grupo, las dudas, si acaso, siguen centrándose en la medular por la que se apostará definitivamente para el debut ante Grecia en Lepe. Hasta cuatro jugadores que actúan habitualmente como mediocentros viajaron a Serbia, además de Carles Aleña, que en la selecciones ha tenido un rol más cercano al de pivote que al de medio con mucho vuelo hacia arriba. Como el que disfruta en su club, en una temporada en la que ha dado otro salto de calidad. | Foto: NUMBER1SPORT.es

Cada generación de jugadores es distinta, trae otros rasgos y otras maneras de interpretar el juego. La del 96, la de Rodri y Merino, como aparentes pivotes, y el apoyo y la pausa de Ceballos, como interior puro por la naturaleza de su talento, rezumaba una cohesión con la que se podía aspirar a algo. Teniendo las piezas, el triángulo de la medular podía adquirir múltiples formas y giros. A día de hoy, y observando la trayectoria de lo que se ha ido organizando desde el pasado verano, es lógico que los aficionados piensen que Aleña es el más indicado para cumplir el papel que meses atrás realizó el bético. Pero aunque se puedan mover por zonas similares, son intérpretes distintos, y tampoco hay porqué utilizar la misma argumentación.

Carles Aleña | La 2015/2016 del jugador catalán se podría definir como la de un jugador decisivo, con la mirada afilada hacia la portería contraria. Está teniendo el atino preciso para saber cuándo cambiar de marcha y lanzarse hacia portería rival. A su buena técnica une una potencia que le hace incontrolable y claramente con más aporte cuando muestra esa cara de mediocampista mixto.

Hacia la portería contraria; el atino preciso para saber cuándo lanzarse.

La versión de Aleña con la línea medular rival de frente nos muestra muchas veces la cara de un jugador enjaulado. Él necesita espacio y aventurarse, y si es así se puede convertir en uno de los jugadores que sumen y dinamiten en un equipo que es prominente en explosividad desde tres cuartos de campo. Debería tener la obligación de apoyar a la medular, en la evolución de la Sub-19, pero tanto como arrancar hacia arriba y dar opciones a los demás creadores.

Pape Cheikh | El jugador de origen senegalés es el único medio de la lista para jugar ante Serbia que ya fue campeón de Europa la temporada pasada. Estamos ante un jugador de recursos técnicos y físicos, y que se caracteriza por su movilidad y participación. Por eso, también hay que comentar que a los técnicos aún les cuesta ubicarlo de forma precisa en una posición, sobre todo en su club.

Ya fue campeón de Europa la temporada pasada; es un jugador de recursos y con movilidad.

Gracias a esa buena condición atlética puede aportar en diferentes posiciones. Se ha destacado en la medular, pero tanto en el primer equipo celtiña como en el segundo ha tenido minutos en banda, ya sea en ataque como en defensa. Si Aleña está en su curso definidor, a Pape se le está exigiendo una predisposición a la multifuncionalidad. Lo que queda claro es que aunque posee las condiciones físicas de mediocentro, le cuesta más aplicarse como referencia en el pivote, a modo de lo que pudo hacer Rodri. Tiende a descolgarse.

Carlos Soler | El otro gran “descubrimiento” de Luis de la Fuente para este curso (Kike Pérez sigue de baja por edema en el tobillo). De buenas condiciones técnicas y más pausado en el desarrollo del juego. Soler sí estásoler_040316 habituado a guardar la posición y presenta rasgos de medio más cerebral. Este ha sido el año de su salto definitivo y es un jugador clave en el Mestalla, filial del Valencia. Y qué decir en la selección: titular en los dos partidos (Italia y Serbia) desde su debut.

Habituado a guardar la posición, es un medio más cerebral; con técnica y pausa.

Aunque por sus condiciones no desentonaría en la posición de interior, su manera reposada pero firme de interpretar la labor de mediocentro le asemeja más que ningún otro jugador de la lista a Rodri. No tiene la altura delsoler_1_040316 madrileño, pero sí ciertos rasgos. Puede jugar al primer toque en situaciones de presión; estar con la mente constantemente centrada en el equilibrio posicional; y apoyar a los centrales e incrustarse en su línea.
soler_2_040316

Cristian Rivera | Aparentemente, impresionante despliegue físico. Esa puede ser la tendencia a pensar, con su más de 1’90. Hasta ahora, con el visionado de algunos minutos suyos en la división de plata, uno tiene ganas de observarlo más después de leer las palabras de sus técnicos en las inferiores del Oviedo. Todos destacan en él un perfil de medio claramente técnico, algo que contrasta claramente con su presencia. Porque además se trata de un mediocentro que sin balón es inquieto, alejado del prototipo de medio espigado y pausado.

Sus técnicos destacan su perfil técnico, algo que contrasta con su 1’90 e inquietud.

Hasta ahora, prácticamente, solo se le ha podido observar en segundas partes con la Sub-19. En ese tiempo, la imagen que ha dejado es la de un jugador participativo, con movilidad y gran presencia física. Con balón, probablemente no ha contado con el tiempo suficiente para mostrar las cualidades que se destacan de él desde su club. En el último encuentro ante Serbia, compartió unos minutos con Carlos Soler en el doble pivote y acabó el partido acompañado por Carles Aleña en esa zona, que minutos antes había ocupado una más adelantada.

Aleix García | Vuelve a la selección después de muchos meses. El año pasado, junto a Pape, en la Copa del Atlántico, dejó muy buena impresión en ese retraso de su posición. Lee bien el juego y lo representa con su buen desplazamiento de balón. Con un apoyo defensivo al lado rinde mejor. Este año en el City ha jugado muchas veces demasiado solo en el pivote, y ahí se le ve menos intrépido; al equipo menos cohesionado; lo que resulta en una opción menos eficiente.

Lo conocimos siendo un mediapunta imaginativo, pero ha dejado buena impresión retrasando su posición.

Ante Serbia jugó en el vértice más adelantado de ese triángulo clave. En el anterior amistoso ante Italia, Oyarzabal fue el encargado de ocupar esa demarcación; dos jugadores de rasgos claramente diferenciados. Ese vértice adelantado y sus características, dentro de la incógnita, posiblemente es la mayor duda de lo que se puede observar desde fuera, en cuanto a la confección del equipo. Aleix puede jugar ahí y más retrasado. Tiene buen pie e imaginación. Tal vez, hasta ahora, le ha costado más dar una nota diferencial en cuanto tiene que desenvolverse en espacios reducidos, y seguramente se ha vuelto un jugador más funcionarial.

Anuncios

Publicado el marzo 4, 2016 en Inicio, Selecciones, Sub-19 y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: