La osadía como respuesta | Torneo Desarrollo UEFA Sub-19

sub19_111116_4

Una versión ordenada y menos entusiasta de Holanda, fue la que se encontraron finalmente los pupilos de Denia. Y esta circunstancia se la hicieron sentir, sobre todo, a los medios españoles, que comenzaron con cierta alegría (los primero diez minutos), pero que con el acople de líneas de su rival se fueron encontrando cada vez más incómodos y contaron con escasas oportunidades de progresar por el centro. Aleña no pudo disfrutar tanto como ante Georgia; Óscar pudo filtrar menos pases; y Pepelu estuvo incómodo.

No tardó mucho en observarse el plan de Maarten Stekelenburg. A diferencia del día de Francia, junto algo más la líneas, reculando hacía atrás y poblando el centro del campo. Sobre todo en la primera parte le salió bien el plan, consiguió minimizar la incidencia de los medios de Luis de la Fuente, que además, tras pérdida, en algunas ocasiones se quedaban demasiado basculados en el centro y concedían las bandas, que suponían centrossub19_111116_2 muy peligrosos que ni los centrales ni los medios que regresaban supieron defender, en muchos casos.

Perdida la fluidez en el equipo español –ante Georgia, tampoco se vio el mejor partido de la Sub-19 en posesión, pero sí se apreció más comodidad para moverse por todo el campo–, el primer asalto se desarrolló como un intento vano de llevar la iniciativa y profundizar. Por un lado estaba esa buena ocupación de espacio en el medio, en posición defensiva de los holandés, pero por otro lado estaba la eterna cuestión. No hay inventos, para desenvolverse ante un entramado defensivo así, las soluciones ya se conocen desde hace tiempo: movilidad, intercambio de posiciones y, sobre todo, más atrevimiento.

Muchos clubes en España trabajan desde las inferiores planteando el juego desde la iniciativa con balón. La selección, sabemos, no es una excepción a esto, así que se busca un perfil de futbolista que, para el mediocampo, posea dinamismo en inventiva. Claro, se requiere ese perfil para no perder precisión cuando se navegue por esa zona, pero también, para tener un recurso de más cuando los espacios comienzan a desaparecer. Con 90 minutos por delante, y ya imaginando que ese panorama puede no cambiar mucho, la pelota queda en los pies de gente talentosa como Aleña y Óscar, para los que, de modo natural, “arriesgar” debería ser una opción más. Cada intento válido de girar y romper línea, no solo es una opción de progresar, sino que crea dudas en el rival, que es posible pierda coordinación e iniciativa en la presión.

El cambio de Manu García

Posiblemente aún le falta coger más ritmo, pero Manu García si aportó ante los naranjas más frescura con balón.  Suyo fue el pase del que se aprovechó Pozo para provocar el penalti. Pero sobre todo se movió con inteligencia entre líneas, y su buen control de balón provocó dudas en el rival. También, todo hace indicar que apetece ver más a Fran Beltrán, un jugador más revolucionado que Manu, posiblemente menos lírico, pero que tiene ritmo para llegar a los sitios, muy buen centro de gravedad y fortaleza. Todavía hay que medirlo para ver hasta dónde alcanza su precisión con balón, pero tiene una gran capacidad de intervención y abarcar campo.

Anuncios

Publicado el noviembre 12, 2016 en Inicio, Selecciones, Sub-19, Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: