Primeras “certezas” en un ensayo de partido fatídico | Torneo Desarrollo UEFA

sub19_151116

Luis de la Fuente sacará sus propias conclusiones, pero al primer visionado de los tres partidos se puede apreciar un compromiso claro de los jugadores. Sí, es algo que se podría dar por descontado, pero verlo en directo es reconfortador, además de las tres victorias. En cuanto a las dudas (hay cosas que mejorar), sobre todo destacar las dificultades en el segundo encuentro, donde los holandeses colocaron un muro en mediocampo y el equipo tuvo más problemas para hilvanar que incluso ante Francia, donde seguro que el tempranero gol de Fran Navarro ayudó a abrir el partido. Como curiosidad, aunque este es un torneo amistoso auspiciado por la UEFA, se repetía ante Francia aquel tercer partido de la Ronda Élite ante Inglaterra del año pasado en Huelva: con el empate bastaba, pero a aquella Sub-19 del 97 le costó manejarse en tal situación. | Foto: GFF.ge

Son especulaciones, pero es posible que el seleccionador tuviera en mente aquel partido que supuso no ir a un Europeo y un Mundial. Por eso, no debe extrañar tanto que saliera de inicio con un doble pivote formado por Genaro y Pepelu, con Aleña como vértice adelantado. Aleña ya jugó aquel partido, y estuvo resguardado por Rivera y Pape, dos jugadores de buen físico, pero que casi no habían jugado juntos. Ante Francia, otro equipo de muy buen físico y velocidad arriba –no hay que olvidar que la generación francesa nacida en 1998 fue campeona de Europa en categoría Sub-17– , el seleccionador volvió a apostar por dos pivotes, con la diferencia sustancial del ida y vuelta de sus dos bandas, sobre todo Alejandro Pozo. Aquel equipo de Huelva contó con dos jugadores de gran talento como Oyarzabal y Ontiveros, pero con aparente menos actividad que Pozo. Jordan, que ante Francia ocupó la banda derecha, es un jugador que se mueve bien, sabe buscar el espacio libre, pero incluso así es difícil contar con el sacrificio y la hiperactividad de Pozo.

Sacrificio y proyección

Aparentemente, Navarro no tiene la proyección y los números de Borja Mayoral, el punta de aquel día ante Inglaterra, pero es otro hombre de equipo, sacrificado como pocos. Así, en estático, evita la cómoda salida del rival, por su intensa presión. Y aunque siempre tiene buena predisposición, tampoco se puede dejar de lado que este es un equipo eminentemente de posesión. Para tener más volumen de juego en la iniciativa, cuantos más jugadores aporten continuidad al juego, más fuerza adquirirá el colectivo. En ese punto, ha de mejorar el valenciano, buscando más precisión en los gestos técnicos. Por trabajo, que no quede.

Anuncios

Publicado el noviembre 15, 2016 en Inicio, Selecciones, Sub-19, Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: