Otra vez aquí | Ronda Élite Sub-19

Sub19_230317

Un año después, la Sub-19 se vuelve a encontrar en una tesitura parecida y ante el mismo rival. Diferentes nombres pero misma camiseta. El que pierda dirá prácticamente adiós por ese caprichoso sistema en el que solo la UEFA es capaz de eliminar repetidas veces y antes de hora a algunas de las mejores ocho selecciones del continente. Luis de la Fuente ha encontrado su bloque. Mantiene un cuadrado que viene desde la categoría Sub-17, con Álex Martín-Amo-Pepelu-Aleña (también sigue Cururella y Óscar era habitual suplente en aquella época), y lo ha rodeado de savia nueva. Alguna novedad realmente llamativa y sorprendentemente una de éstas que aún no ha debutado en la Ronda de Élite.

Lo único que ha cambiado es el orden de los partidos. La cita decisiva será en el ecuador del particular cuadrangular que organiza la UEFA para dar acceso a la fase final de ocho. Después del InglaterraEspaña quedará otro partido que será realmente decisivo si acaban en tablas las dos potencias futbolísticas europeas. El equipo de Luis de la Fuente llega con los mismos puntos pero con dos goles de ventaja respecto a su rival. El año pasado, en el tercer y último encuentro, a los Sub-19 les valía el empate para clasificar, pero demasiado rápido se expusieron ante la velocidad del conjunto inglés, regalando la espalda de la defensa y los pasillos laterales para correr. Cuando hay que enfrentar a un equipo de nivel, además de manterse firme en las cualidades propias hay que pensar también en aminorar sus facultades, y esto no significa abandonarse a la especulación. En esta ocasión habrá un partido de margen, pero dependiendo también del resultado entre Noruega y Bielorrusia, hay opciones de que tras la segunda jornada todo quede visto para sentencia. Emoción, toda; sentido de la justicia deportiva en pos del desarrollo y progresión de un equipo, muy poco.

Lo cierto, como ya se ha comentado en alguna ocasión, es que el equipo viene trabajando mucho desde el pasado verano. Son muchos partidos acumulados y muchas victorias ante selecciones importantes. Las últimas ante Holanda, Francia e Italia. Eso sí, una de las pocas derrotas, ante Mali, dejó pistas de lo que hay que cuidar. El equipo sufrió mucho en León ante un rival veloz en los últimos metros. Esas transiciones hacia atrás, tras perder el balón en segunda jugada, se hicieron un suplicio para el equipo español. Algo parecido le ocurrió al comienzo de la segunda mitad ante Italia. Después de una primera parte interesante en Udine, la Sub-19 tuvo quince minutos en los que pudo recibir algún gol, tras continuas pérdidas en la salida por la buena presión rival. El regreso del equipo fue otra vez desordenado y de casualidad no recibió algún tanto. Un “apagón” competitivo de tantos minutos ante una selección como Inglaterra, con potencia y velocidad arriba y en los costados, podría ser decisivo. La selección cuenta con virtudes con balón en el once y con variantes, pero el de Saint George’s Park es esa excepción de partido en el que, como en una final, hay que prestar varios puntos más de atención.

De la base central de la defensa al medio campo, De la Fuente mantiene un cuadrado de jugadores habituales desde hace unos años en el ascenso de la generación de 1998 (José María Amo –viene de una lesión importante, pero acaba de debutar en Segunda–, Álex Martín, Pepelu y Aleña). Una garantía de sobriedad y calidad que agrupan a su entorno. Hacia adelante, en los costados, ha rodeado a esa base de dos jugadores de 1999, rápidos pero diferentes. Pozo es el bullicio, la actividad constante, pero es liviano; Mboula es potencia, altura y presencia, capaz de fijar a sus rivales. Cierto es que cuando el catalán se ha enfrentado a defensas de unas cualidades físicas similares a la suyas ha tenido actuaciones más intermitentes. Veremos sus prestaciones ante Inglaterra. El interrogante está ahí. Si arranca con el punto bueno, puede ser un suplicio para los defensores. Ante Bielorrusia, los dos bandas tuvieron una actuación destacada, al igual que el nueve, Dani Gómez. Desde que Santiago Solari viera algo especial en él, dándole la alternativa del Juvenil B al Juvenil A del Real Madrid, no ha parado de crecer y acumular goles. Ante la sospecha de que se pudiera apostar por un falso punta, con un Brahim que ha jugado ya en esa posición, el delantero blanco se hizo con la primera titularidad en la Ronda de Élite. Como solo hay un nueve puro en la convocatoria, se podría prever la alternancia de las dos opciones. Ahora, ante centrales ingleses más acostumbrados a marcar a una referencia, una de las grandes dudas estará en saber si De la Fuente apuesta por quitársela y poner al imprevisible malagueño. Extrañamente, Brahim no ha disputado ni un minuto aún. Es una sorpresa demasiado golosa para tenerla tanto tiempo en el banquillo. En unas horas se sabrá si todo ha sido un señuelo o el seleccionador tiene un bloque más definido de lo que ya parece.

Anuncios

Publicado el marzo 23, 2017 en Inicio, Selecciones, Sub-19 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: