La proeza de igualar y superar el ritmo de Primera

Hablar de la proeza de la UD Ibiza después de que otros Segundas B hayan eliminado a Primeras puede quedar ya algo a destiempo. Las consecuencias y reacciones tras la derrota del Atlético en Cornellà, sobre todo en sus aficionados en redes, ocupan ahora ese espacio mediático a nivel nacional: el del pequeño que echa al grande. Y además de ese hecho, la derrota de éste y su explicación pretenden también abrir grietas en el cartel con el que se había anunciado esta Copa, como competición más simpática y atractiva, por el lado del césped artificial. Conociendo la perdurabilidad de los formatos de Copa en este país, centrémonos en el momento y en la proeza, al menos, para el fútbol ibicenco.

Se vienen pensamientos en cascada temporal per empezar dos párrafos que aseveren lo que pasó en Can Misses un 5 de enero de 2021. Una imagen es un compactado de imágenes sin editar de los primeros 35 minutos de la UD ante el Celta de Vigo. ¿Cómo contener a un equipo dos categorías por encima a base de posicionamiento, apoyos y estirar al equipo sin balón en posesión? Compitió a un nivel tan alto el equipo de Carcedo que en ese tramo goleó a su rival a base de ejecutar movimientos planeados de antemano. Ahí Davo y Castel, Castel y Davo, tuvieron un papel fundamental en no dudar; en venir a anticiparse a la marca; y en correr al espacio, a las esquinas o por el centro. Sin olvidar que hombres que se desenganchan habitualmente en liga de sus posiciones de salida, como son Fran Grima o Javi Pérez, debían medir muy bien sus rupturas. Y cómo lo hicieron: menos pero decisivas. El primero, asistente llegando a la línea de fondo en el primer gol; y el segundo, entrando en el área con una volea inapelable, un gol de máximo nivel. Carcedo pretendía un equipo especialmente compacto que debía estirarse por arriba, con un trabajo de movilidad, muy meritorio, principalmente de los dos puntas.

La versión que ofrecieron los ibicencos no es casual. Esa imagen de equipo robusto, de más que aparente superior categoría, habla de la capacidad de su entrenador y de la calidad y el compromiso de sus hombres. A pesar del ritmo competitivo al que están acostumbrados unos y otros, la UD lo igualó y se impuso con fútbol de manera brillante, con un parcial de 3-0 en poco más de media hora. Hubo momentos de descontrol y apuro en los tramos finales de los dos tiempos. La pelota corre a otra velocidad en Primera y eso no es fácil de aguantar. La entrada de Brais, Denis e incluso el canterano Alfon (Albacete, 4/5/1999; formado sobre todo en Albacete) en la segunda mitad le dieron otra agilidad de balón a los celtiñas. Eso y los cambios en la UD, a los que les costó dar vigencia al rol que se les había encomendado. Me detengo en este punto, porque el desgaste del partido (la imagen de Fran Grima, con molestias y agotado, fue evidente) no debe hacer olvidar al equipo que su realidad y reto es la Liga. El domingo llega uno de los rivales en la zona alta y el reto del técnico es que los jugadores que decida poner sigan con ese compromiso y apliquen lo que les sea encomendado con la misma decisión que los que salieron de inicio en Copa. Porque esa “transfusión”de la preparación de los partidos ha de seguir acompañándose de la misma decisión para que el efecto sea inmediato, como realmente se ha ido viendo hasta ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s