UD Ibiza-Andorra: puntas poliédricos

”Un pequeño cambio de sistema”, así definía Juan Carlos Carcedo la decisión de apostar ante el Andorra por una línea de tres en el fondo y dos carrileros. Sin embargo, más allá de la salida de balón, esta disposición también supuso que Javi Lara jugara más cerca de Manu Molina. La sensación visual hizo que el equipo pareciera por momentos estar más cerca de la pelota, situado grupalmente más próximo a la acción. Pero lo que realmente acabó por empezar a desnivelar el partido fue el abrigo de sus delanteros.

Aunque salió Ekain de inicio, el vasco jugó más cerca de los medios. En la UD, la función de los puntas es estirar líneas y ayudar a que el equipo salga, con su capacidad de hacerse fuertes frente a los defensas y hacer buenos los balones de media e incluso larga distancia. Muchas de estas acciones son caídas a bandas que suponen el arrastre de defensas rivales y la creación de espacios por dentro, para la llegada de los medios o incluso de defensores. Pero los puntas de la UD son también tipos que dotan de vigencia al equipo en el partido con el hábitat que ellos se crean. Y el primer gol del último partido es buena muestra de ello.

En sus puntas está

Tanto Davo como Castel son atacantes de potencia que si ganan la posición son muy difíciles de mover. Quizás el asturiano es más lustroso con la pelota, pero el 17 del Ibiza saca recursos cuando uno menos se lo espera. Lo importante realmente es que quieren ser protagonistas, que crean problemas y anticipan a sus rivales; y que con su capacidad para superar duelos y dar profundidad al equipo evidencian que el poseer delanteros de este tipo dota de alternativas claras al juego.

Presionado Rubén, que tiene buena salida con su zurda, no duda en jugar directo hacia Davo por abajo y centrado. El punta asturiano, situado en la medular, juega, con un golpeo de similar distancia, hacia Castel por arriba. La acción a partir de aquí tiene dos claves, a parte del hecho de que la decisión de ser vertical de Rubén no es una huida sino una herramienta del equipo: Davo lanza, pero tiene la intención, apoyada en su velocidad, de avanzar y dar una opción a Castel. Digamos que es una pared larga. Porque va a recibir de vuelta la pelota en la frontal y con un cambio de pierna largo (diferente a los de Laudrup e Iniesta) el toque de zurda no le servirá para continuar la acción sino para definirla. Una jugada de otro nivel. Si los delanteros de la UD vuelan, como en esta acción, el quipo cogerá mucha autoestima parar la siguiente fase.

Otra aritmética

No es la UD de hoy un equipo que observado desde un panorama alto de una imagen de bloque rectangular en los movimientos. Tiene otra aritmética. Aparentemente son las decisiones de sus jugadores, y su tránsito, las que forman una configuración poliédrica del conjunto. Desde cómo inician el juego en la defensa a como pretenden finalizarlo. En los comentarios de su entrenador en las últimas ruedas de prensa se desprende que la intención no es ser apóstata de un estilo concreto. Tal vez lo que no se negocia es que los jugadores intenten sacar sus virtudes naturales y no escatimar en desarrollarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s